Inicio

El amor es, según Maturana, lo que nos constituye como seres humanos, la finitud lo que despierta nuestra conciencia. Recuperar la conciencia de finitud contribuirá a un desarrollo más equilibrado y armónico de la identidad y de las sociedades.