Mes: febrero 2015

La Pedagogía ante la Muerte

Didáctica de la Pérdida y el Duelo.

Si es de todos y todas consensuado que la educación obligatoria persigue entre otras metas el desarrollo integral del educando en todas sus dimensiones, ello debe incluir el conocimiento propio que permita descubrirnos, comprendernos y aceptarnos, así como descubrir, comprender y aceptar al otro; dicho de otro modo, orientar en la construcción de un sistema de valores que permita al discente dar sentido a su vida así como convivir en el respeto, la solidaridad y la compasión. Si tal premisa es asumida por la educación formal la muerte, como contenido y programación curricular, debería ser atendida en los planes educativos así como incluida en los programas de formación de los futuros docentes.
En nuestra sociedad, realidades propias de la condición humana como el sufrimiento, el dolor, la enfermedad y la muerte son, por un lado, negadas y ocultadas, cuando estas acontecen en el plano personal e íntimo de la cotidianeidad; y por otro, se han convertido en espectáculo e instrumento de control cuando acontece en el plano público, como podemos observar, por ejemplo, en la banalización del contenido violento que ostentan la mayor parte de los productos audiovisuales destinados a un público infantil y juvenil.
Encontramos que la muerte, el dolor y el sufrimiento están presentes en todos los días en nuestras aulas; son innegables las contingencias en las que irrumpe de una u otra forma en nuestra cotidianeidad y son fundamentales las estrategias que podamos ofrecerles a nuestros alumnos en el crecimiento ante la adversidad.
En la construcción del yo autoconsciente que nace desde las emociones, y que nos permite descubrirnos en relación al “otro”, la construcción de los vínculos y las habilidades de regulación ante las pérdidas, son la piedra angular en nuestro desarrollo madurativo.
La educación, en tanto en cuanto, persigue contribuir a la formación integral de la persona puede y debe incluir la normalización de la muerte. El respeto, la solidaridad y la cooperación son junto a la generosidad, la ternura y el compromiso, cualidades propias de las complejas relaciones que se dan entre las personas y que conforman, a través de la crítica y la autocrítica, la base del sentimiento humano del amor, pero es sobre todo la conciencia de finitud la que otorga profundidad a nuestros actos y da sentido a la vida. La atención al constructo de la muerte como contenido pedagógico en el aula favorece no solamente el desarrollo de la madurez personal del alumnado, sino que también, promueve la participación y mejora el clima en el aula.

La muerte sigue siendo escandalosa

Psicoduelo

8267642370_7edfa2ea05_k

El pasado 9 de febrero la agencia de noticias Europa Press dio a conocer a través de su página de Facebook un artículo publicado en Infosalus.com con el titular Describen en pacientes con cáncer avanzado los signos clínicos antes de fallecer. Dicho artículo informaba de un estudio publicado en Cancer, revista revisada por la Sociedad Americana del Cáncer, que revelaba hasta “ocho signos físicos muy específicos que, si están presentes, sugieren fuertemente que un paciente va a morir dentro de tres días”. ¿No es increíble? ¿No te parece útil, curioso, interesante? ¿No te parece un gran avance en el conocimiento del hecho físico de la muerte, probablemente el hecho más inherente a todo ser viviente junto con el nacimiento? Pues lo sorprendente para mí fue descubrir que a mucha gente la noticia le pareció una aberración.

La muerte –como el nacimiento- es, desde hace algunas décadas…

Ver la entrada original 942 palabras más

La muerte en el álbum infantil

El tratamiento de la muerte en la literatura infantil fue el tema elegido por el escritor y profesor de literatura en la Escuela Universitaria de Magisterio de Vitoria, Txabi Arnal Gil, para la elaboración de su tesis doctoral. En la entrevista que la revista Bellaterra Journal of Teaching & Learning Language & Literaturature (2013) le hace al autor encontramos afirmaciones tan interesantes como las siguientes:

“(…) Soy un apasionado de la literatura infantil clásica o tradicional, la literatura actual apenas presta atención al tema de la muerte. Todo es éxito y alegría. Hay poco lugar para la tristeza. Pero la vida también es muerte, y la muerte, a pesar de la honda carga de tristeza que conlleva, no deja de ser algo habitual, natuaral, inevitable y universal.(…)

Entrevistadora: ¿Por qué crees que es bueno que los niños piensen en la muerte?

Arnal Gil: La muerte es un tema de enorme atractivo tanto para niños como adultos. Es triste, pero, tal y como antes indicaba, también es universal e ineludible. Entonces, ¿por qué ocultarlo a los ojos de la infancia? La muertte está por todas partes. Incluso puede decirse que es preciso hacer un esfuerzo para no abordarla. Es or ello que se hace necesaria una literatura infantil que, alejada de las inferencias del didactismo, ayude en el afrontamiento del fracaso, la pérdida, el sufrimiento y a finitud (la propia y la de los seres queridos), y se aleje de contaminaciones ideológicas y también de la mentira (…).

Entrevistadora: En una sociedad en la que conviven varias culuras y formas de educar, ¿cuál crees que debe ser el papel de la escuela pública en el tratamiento de temas tabú como la muerte?

Arnal Gil: Los temas tabú no existen, al ignorarlos nosotros los convertimos en “innombrables”. La muerte debe encontrar su espacio en el curriculum escolar. Hablamos a nuestos noños y niñas de la vida, del nacimiento, de la reproduccion, incluso de la madurez… pero la muerte no aparece por ningún lado. No lo entiendo. Debería ser tratada de manera laica, alejada de contaminaciones ideológicas. Antes decía que la muerte está por todas partes. Muchos niños y niñas la han vivido, o pronto vivirán alguna experiencia con la muerte (animales, abuelos, vecinos…), y sin embargo… Vivimos en la sociedad del éxito, y la muerte es entendida como fracaso. Por ello resulta arrinconada.

Entrevistadora: ¿Crees que los maestros y maestras están preparados para abordar el tema de debate que puede generar en clase?

Arnal Gil: No, nos faltan herramientas. No sabemos qué hacer con la muerte, npor eso la ignoramos.”

Por este motivo, al igual que el autor, espero que compartir la tesis de Arnal Gil con todos los lectores pueda arrojar algo de luz ante tanto oscurantismo.

Regaliz es uno de los libros con el que se inicia la investigación de Arnal Gil

Regaliz es uno de los libros con el que se inicia la investigación de Arnal Gil

Tesis ARNAL GIL El tratamiento de la muerte en el album infantil
 

 

Guías para tratar en el aula la perdida de un ser querido.

j64

Hoy me ha pasado mi amiga Rebeca Gainzarain un par de documentos muy interesantes que espero os puedan servir como guías de actuación con niños ante la perdida de un ser querido.

Por desgracia en alguna contada ocasión nos encontramos con un caso similar y necesitamos tener algunas pautas de actuación.

Aquí teneís dos documentos para poder confrontarlos y sacar lo mejor de cada uno. El primero es de varios/as expertos/as y está sacado de:

http://www.educacion.navarra.es.

El segundo es más extenso y de origen norteamericano y está escrito por Lynne Hughes y  Robin Gurwitch.

La Doctora en Pedagogía y experta en el duelo, Elízabeth Ransanz Reyes comenta:
El artículo es muy concreto y directo, muy recomendable para todos aquellos docentes que tarde o temprano afrontamos la pérdida en el aula, no obstante se echa de menos una parte preventiva de la educación para la muerte, aquella que apuesta…

Ver la entrada original 119 palabras más

Duelo y pérdida. Educación y Acompañamiento Educación para el vínculo y la pérdida.

El hecho de trabajar en la escuela: la muerte, el duelo y la finitud, con las emociones que conllevan, ofrece unas herramientas a los alumnos que les serán de utilidad varias veces en la vida. El conocimiento y aceptación de estos hechos hace vivir la vida con más conciencia, con más plenitud.

Trabajarlo a partir de la mitología y rituales que le son propios, y hacer un pequeño viaje para conocer la diversidad de creencias, hace ampliar la visión y ayuda a facilitar la integración, aceptando y disfrutando de esta diversidad. En este sentido consideramos importante hablar de salud física y emocional y de cómo podemos actuar para favorecer el propio ciclo vital.

Somos un grupo de profesionales especializados en el acompañamiento y el asesoramiento en los procesos de duelo y pérdida. La importancia de que la escuela disponga de información básica para acoger a un alumno en el proceso de duelo o de otros, alrededor de la muerte, nos ha incitado a recopilar información para presentarla de una manera clara cómo herramienta de consulta.
El duelo y la pérdida 2º ESO

Las emociones que desencadena la muerte deben trabajarse en los centros educativos. Los niños y los jóvenes necesitan conocer y poner nombre, para poder entender, para no sentirse tan perdidos en ese trance. Para ayudar a conseguir estas metas hemos preparado una propuesta de actividades que realizaremos en dos sesiones para primero y segundo de la ESO.

Duelo y Pérdida. Educación y Acompañamiento. Educación para el vínculo y la pérdida. Objetivos y Contenidos

http://iespftutorias.blogspot.com.es/2015/01/duelo-y-perdida-educacion-y.html

Elizabeth Ransanz. Elena Morán. Eduardo Jiménez

Resiliencia

Si tuviera que definir en pocas palabras lo que significa  la resiliencia diría que se resume en la capacidad humana para poder crecer en la adversidad. Este término  nace ligado a la física mecánica y hace referencia a la  capacidad de un material elástico para absorber y almacenar  una energía de deformación. No obstante si tuviera que elegir una metáfora que ilustrara lo que estas definiciones nos presentan elegiría la metáfora que tiempo atrás circulaba por internet y que muy acertadamente señalaron Anna Forés y  Jordi Grané en un libro que recomiendo  para todos los interesados por el tema, “La Resiliencia. Crecer desde la adversidad”.

Una hija estaba muy molesta porque parecía que cuando un contratiempo se les solucionaba, aparecía un problema aún más complicado. Habló de ello con su padre, que era jefe de cocina. La miró y, sonriente, cogió tres ollas. En un puchero puso algunos huevos, en otro algunas zanahorias y en la tercera ollita, café. La joven se quedó pasmada pensando que su padre no la escuchaba, como ya era habitual, porque en lugar de proporcionarle una respuesta se ponía a cocinar. Después de veinte minutos de cocción, el padre le preguntó a la hija: -¿Qué ves?- La chica quedó atónita. -¿Qué quieres que vea? ¿Cómo puedes no hacerme caso, y mientras, cocer unos huevos, unas zanahorias y preparar café?- Respondió medio enfadada. El padre, imperturbable, la invitó a palpar los tres ingredientes. La joven azorada le preguntó qué significaba.

Él respondió: -Los huevos eran frágiles antes de la cocción, y ante la adversidad (el calentamiento con el fuego) se han vuelto duros; las zanahorias, en cambio, eran duras y con el fuego se han vuelto blandas; el café cuando ha sido calentado ha sido incluso capaz de transformar su contexto: el café ha transformado al agua. Ojalá podamos ser como el café y cuando aparezcan los problemas o adversidades ser capaces de no dejarnos vencer ni aislarnos, de salir airosos e incluso mejorar nosotros mismos consiguiendo cambiar nuestro entorno.-“

Podemos crecer en la adversidad, y podemos hacerlo todos y todas, ya que no es una capacidad exclusiva de unas u otras personas, es una capacidad que podemos desarrollar en cualquier momento de nuestra vida.

El Arteterapia, es una gran herramienta para abordar el desarrollo de estrategias y habilidades ligadas a la resiliencia ya que ofrece ese entorno y sostén emocional necesario para que el proceso resiliente sea efectivo cuando dicho soporte emocional no lo encontramos en nuestro entorno más cercano.

Elízabeth Ransanz